Si no tienes a nadie que te haga fotos: Selfie

El otro día por un artículo publicado en GQ donde te daban las claves para ser un maestro selfie (todo en tono de humor) le comenté a Carrie Bradshaw (la de Twitter, no la rica) que a ver si esto de tanto selfie venía porque están tan solos (o estamos) que no tienen (o tenemos) a nadie que les (o nos) haga fotos.

Y claro que me tengo que medio incluir que yo también me he hecho selfies de esos, aunque espero no haber llegado al extremo de la Kim Kardashian que nos ponen de ejemplo en GQ. Pero aquí Carrie Bradshaw (que en verdad se llama María) me decía que lo de los selfies era por vanidad, no soledad que mira cómo los feos no se hacen fotos.

Pero yo que soy muy friki me acuerdo de Cordelia Chase y su confesión de que a pesar de ser la chica más popular y guapa de todo Sunnydale High, se sentía muy sola y que todo eso que ella representaba dentro del instituto era lo que la hacía sentirse reconocida aunque en realidad sabía que cuando hablaba nadie la escuchaba. Sólo asentían.

selfie

Ains, pero qué mal estamos. Ahí sonriendo a la cámara que sujetamos nosotros. Ahí sonriendo a la nada. Sonriendo a un número (en algunos casos elevados) de personas que no tienen ni idea de quiénes somos de verdad. Y ahí están los me gustas, los comentarios que nos suben la moral, como si fueran puntos en un videojuego.

Pero qué mal. Que estamos convirtiendo nuestra vida en un juego de acumular corazones que no sirven pa ná. Y se nos va la pinza y añadimos miles de hashtags para tener más visitas, para tener más corazones, más comentarios. ¿Y todo esto para qué? Que si estás de fiesta tomando unas copas, pásatelo muy bien pero a lo mejor no hace falta que lo cuentes a todo quisqui. Digo yo, que también lo hago. Pero que nos lo tenemos que mirar.

Que la autofoto esta sólo significa que no tenemos a nadie que nos haga la foto. Que no, que ya nadie hace nada por nadie. Y si quieres que te haga la foto, que salga yo también que quiero mi momento de fama. Ains que cada vez copiamos más a las celebrities y no nos damos cuenta de que ellos tienen más dinero y que encima son más gilipollas.

Y yo critico las selfies y me las hago también. Ains que estamos muy mal todos. Que estamos muy solos. Que tenemos más contacto por redes sociales que en persona y luego pasa lo que pasa. Que te haces una idea y cuando esa idea se hace real, la rechazas por otra nueva.

Soledades y selfies.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *