Se ha acabado la crisis y yo sin enterarme

No sé ni cómo ni por qué hace un tiempo leí a alguien decir que se había acabado la crisis, que había más ofertas de empleo. Os juro que no fue ni Mariano Rajoy ni ningún político, era alguien de la calle y este comentario no recuerdo exactamente dónde lo vi pero lo hice y me indignó.

Veo a muchos jóvenes llenos de esperanzas que hablan de cómo van a realizar proyectos, encontrar el trabajo soñado y labrarse un futuro. Jóvenes que miran mal a aquellos que ya estamos en la treintena y, o aceptamos contratos precarios, o simplemente abandonamos nuestros sueños (que no es más que dedicarnos a lo que hemos estudiado) para trabajar en un centro comercial, supermercado o como camareros (y ojo que estos segundos son más afortunados porque hasta para esto te piden experiencia).

Esto me ha llevado a publicar una serie de tweets que copiaré a continuación:

No echo de menos la Universidad ni tener que estudiar para los exámenes pero qué bien se vivía engañada pensando que iba a servir para algo. Después llegaban los Másters para poder continuar haciendo prácticas porque si no eras estudiante ni te miraban el currículum. Después los contratos de autónomo o falso autónomo con los que no te daba ni para pagar el piso.

Lo único que queda es volver a tus padres a darte cabezasos contra la pared porque no te has formado para otra cosa que no sea escribir. Después leo a jóvenes que aún son estudiantes que dicen cosas como que ya no hay crisis o critican a los que aceptan contratos precarios. Si no aceptas ese contrato precario no cobras y algo necesitas para vivir pero llegará el día en el que la historia se repita. Yo como en agosto no haya encontrado nada con lo que pueda susistir: pagar el piso al menos, me tengo que volver a casa con mi madre. Pero nada que sigan las ofertas de empleo de 3 años de experiencia para periodistas que sean CM, SEO, analistas, montadores, diseñadores…

Cuando los jóvenes de ahora dejen de serlo, las empresas quizás sigan excusándose en la crisis para sólo aceptar becarios, para sólo contratar autónomos, para tener a empleados a media jornada que no lleguen ni a los 600 euros. Y entonces llegarán los Másters y los proyectos emprendedores y se darán cuenta de que para todo eso también se necesita dinero. Se empiezan a cerrar las puertas y ¿ahora qué?. En el súper de la esquina no miran tu currículum por tener estudios y no te has formado para otra cosa que no sea escribir, comunicar, informar…

Piensas en el futuro y no ves absolutamente nada porque ¿qué hacer cuándo ya no estén tus padres? vivirás de la herencia que te dejen ¿pero por cuánto tiempo? No has logrado cotizar nada y en un futuro donde pensión o jubilación serán conceptos extraños…¿dónde acabarán todos esos jóvenes y los que ya no somos tan jóvenes?

1 thought on “Se ha acabado la crisis y yo sin enterarme

  1. La situación que hay en España es una de las cosas más asquerosas que he visto en mi vida. Y he visto el programa ese donde la gente mete la cabeza en urnas donde hay tarántulas.

    Siempre recordaré el titular del primer número de Mongolia, absolutamente mítico, por certero: «España tiene una salida, BARAJAS».

    Eso sí, no hay que tirar nunca la toalla… lo creo de verdad. A pesar de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *