MTV’s The City

Parece mentira que yo escriba sobre un reality pero, es que me he enganchado.

La culpa de todo la tiene MTV, como ya dijeron en Vayatele, y su manía de poner programas tan absurdos y entretenidos. Pero The City se diferencia del resto de realities de la cadena.

Para comenzar tendría que hablar de Laguna Beach. Esta fue la primera serie que los de MTV se sacaron de la manga. Un reality sobre la vida de los adolescentes ricos de la que no llegué a ver más de dos episodios, pero sí  que he seguido The Hills, el spin off que surgió con uno de los personajes.

Lauren Conrad es el personaje en cuestión. La chica se ganó el cariño del público y eclipsó a la que era la protagonista, Kristin Cavallari, y se mudó a Los Angeles a formarse en moda y a protagonizar su propio show.

El estilo de estos programas es una especia de Gran Hermano mezclado con Gossip Girl. Es telerealidad pero ¿está guionizado? Aunque se ha criticado mucho la artificialidad de la producción, que si escenas recreadas, guiones… lo cierto es que hay algo que no se puede fingir y eso es la personalidad de estos personajes. Quieran o no, aquí se pilla al vuelo quién es buena persona y quién no. Mientras que  Lauren cae bastante bien, obviando que a veces sus dramas personales fueran demasiado exagerados, el resto del reparto sin embargo, no compartía esta suerte. Salvo Withney Port.

Yo estaba encantada con esta chica y no fui  la única , ya que ella acabó siendo la elegida para la tercera producción de la que hablamos hoy.

The City es The Hills pero en vez de rodarse en Los Angeles, se rueda en Nueva York. La premisa es la misma en ambas,  joven entusiasta de la moda intenta labrarse un nombre en el Fashion Bussiness. Withney es dulce, simpática, trabajadora e intenta no provocar muchos escándalos.

Pero para polémicas ya tenemos a otros personajes como Olivia Palermo, Roxy Olin o Erin Kaplan.

La Palermo cada vez cobra más protagonismo en las revistas de modas y todos la adoran, pero en la serie es todo lo contrario. Sobre todo por parte de Erin Kaplan, la relaciones públicas de la revista Elle, donde ambas trabajan. Olivia no respeta la autoridad de Erin, hace poco en el trabajo y pretende que la elogien en todo momento. Eso es algo que Erin no soporta y pierde la paciencia muchas veces a lo largo del programa. Sus riñas y piques son lo más interesante de esta producción. Y yo me declaro Team Erin. Poque por lo que he visto de Olivia Palermo en las dos producciones, tanto The Hills como The City, ella lo quiere todo hecho y no hace nada por esforzarse en el trabajo.

Como veis es un culebrón en toda regla, pero la gracia se me va a acabar porque The City ha sido cancelada en su segunda temporada. Me quedaré con la duda de si Erin conseguirá acabar con la carrera de Palermo (que visto lo visto parece que no) y si Kelly Cutrone, la jefa de Withney seguirá siendo tan awesome como siempre.

Porque si he hablado de Lauren, Withney y Olivia, no puedo olvidarme de la gran Kelly Cutrone. La publicista de People’s Revolution es todo un carácter, siempre vestida de negro y echando la bronca como una madre cualquiera a sus empleados. Pero la mujer lo vale por sus momentos estelares: el acoso a una modelo extramente delgada, sus amenazas a Palermo o su frase de: no voy a dejar que me humille una mujer que va vestida de rosa.

Para aquellos a los que les guste la moda, estos programas son esenciales. Para los que no… un consejo: Cuidado que engancha y pasareis de no saber qué es una blazer a querer comprar todo el HM entero. A mí me ha pasado.

4 thoughts on “MTV’s The City

  1. ajajajaja!!yo la veía por las mñanas a las 7 en la mtv!!pensaba qu eera la única que estaba enganchada a eso!!pensaba que estaba loca por engancharme a eso!!!!xDDD

  2. Reconozco que últimamente me he enganchado a algunos realitys que parecen ficcionados. Su estructura y estilo de realización está cerca de las series de ficción conocidas como mockumentaryss. Sin embargo, creo que enganchan más que esas series por el compenente de «realidad».

    Cuando uno ve episodios de un mockumentary sabe que está viendo Estos realitys-soaps (ignoro si tienen un nombre) parece que siguen la consigna del papá de Truman (Ed Harris): «No es Shakespeare, pero es auténtico».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *