Más birras y menos series

Me he cansado de tanta serie. Miento. Me he cansado de tanto seriéfilo. Yo empecé viendo series porque me gustaban y luego me hice un blog donde escribía de ellas. Apareció Twitter y conocí a gente que le gustaban las mismas series que a mí, nos empezamos a reunir para conocernos.

 

¿Pero nos llegamos a conocer? Sólo hablamos de series. Pronto todo se convirtió en una competición en ver quién veía más series, quién iba al día con todas, quién sabía más que el otro sobre cierta serie de televisión. Luego llegaron los bandos. Si ves esta serie de baja calidad (porque yo digo que es de baja calidad) eres menos que yo que veo The Wire (anda y vete a cagar). Twitter empezó a llenarse de comentarios de: «Estoy viendo Jessica Jones» «Voy por el quinto episodio de Juego de Tronos» «Ya me he terminado Dexter» joder no vaya a ser que la gente no se entere de que ves series de televisión, de que sabes igual que ellos del tema.

 

Llegaron los pases de prensa y los eventos. Y mira ves una serie antes de tiempo que algunos no nos podemos ni permitir televisión de pago y encima comías gratis. Entonces la serie era una mierda y llegaban las críticas poniendo todo por las nubes, ¿en serio? ¿habría droga en el queso o algo? A mí me pueden dar de comer mucho los de Mediaset pero a mí el primer episodio de El Príncipe no me gustó nada y no seguí viendo la serie. No puse a caer de un burro la serie es verdad. Pero simplemente porque eso me parece otra troleo más de twittero. Poner a parir una serie para crear polémica y ganar visitas. Si voy a comentar una serie hablo de las cosas buenas, de las malas y de mi visión de ella. Y santas pascuas, muy mala tiene que ser para que me salga un texto vomitivo hacia ella.

 

Aunque lo gracioso de los eventos ya no era esta compra-venta de críticas (que además era inexistente porque a mí ninguna cadena se me acercó y me dijo: come jamón pero escribe bien de mi serie), lo mejor es cuando hay a algunos que no nos invitan a un pase y se lía la de Dios. Entiendo que en muchos casos si se trata de un periodista freelance que se gana la vida con estas cosas le pueda joder quedarse en las puertas porque necesita hacer esa crónica para cobrar. Pero en la mayoría de los casos nuestros blogs los tenemos de forma altruista y montar en cólera porque no me han llamado para ver la serie de turno me parece una tontería inmensa. No tengo nada en el frigorífico y me quedo sin cena gratis pues vaya putada pero ya. No es el fin del mundo y los que han contactado con prensa no me deben nada. Sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de blogueros y periodistas especializados en series que hay es normal que no haya sitio para todos.

 

En las críticas de series muchas veces vemos las mismas frases repetidas como bien han sabido demostrar en la web de Buzzfeed España y yo soy de las que si vas a decir lo mismo que todo el mundo, no digas nada. Siete veces leí lo del plano secuencia de True Detective antes de empezar la serie y aunque cuando lo llegué a ver pensé: oye pues vaya currada, ahora ya ni me acuerdo. Tan molón no sería pero como lo dijeron dos o tres entendidos del tema, todos sentían la necesidad de repetirlo. Se escriben miles de chorradas sobre las series, que si fichan a tal actor, que si cambio de director, que si resumen del episodio…decimos que las series de televisión están cambiando la sociedad y el arte y sólo hablamos de nimiedades acerca de ellas. ¿Dónde están las visiones más profundas? Hay gente que lo hace pero son los menos. De Jessica Jones por ejemplo se ha analizado muy bien todo el tema del abuso sexual y psicológico hacia la mujer. Y quizás haya hecho mucho para concienciar a la sociedad sobre este tema (al menos los que hayan visto la serie), en The Mindy Project también se ha establecido una crítica sobre el rol de la mujer y las relaciones de parejas que ha sorprendido a todo el mundo. De las series se pueden analizar muchas cosas interesantes pero nos quedamos con la información que se puede escribir rápido y en un segundo porque sólo nos interesan las visitas y hacer un estudio más concienzudo a lo mejor nos llevaría semanas.

 

Aunque esto lo llevo pensando desde hace mucho tiempo, antes lo toleraba más pero ahora que quizás no paso por mi mejor momento, las tonterías o dar importancia a temas que no la tienen y encima posturear sobre ello me molesta y me deprime. Sobre todo porque las veces que se queda con los amigos seriéfilos el tema de conversación es el mismo, qué serie ves, por qué capítulo vas, qué temporada te has comprado y quizás falta un poco más del simple ¿cómo estás?. En la vida real nos hemos convertido un poco en twitteros que sólo están esperando su turno para decir la frase más ingeniosa y llevarse las palmadas en la espalda como si fueran retweets. Y me he dado cuenta de que tantos años hablando con unos y otros, conocer de verdad conozco a pocos pero os puedo decir todas las series que ven y qué temporada es la última que se han comprado en DVD.

 

 

3 thoughts on “Más birras y menos series

  1. Te entiendo perfectamente. Yo he tenido la suerte que los seriéfilos que he conocido son más amigos que seriéfilos. Que sí, que hablamos de series y vamos (yo ya no xD) al birraseries, pero quedamos mucho para tomar algo, para ir al cine,… y lo primero que nos preguntamos siempre es ese «cómo estás» que dices que falta entre tus seriéfilos conocidos (y «qué tal todo», «cómo lo llevas», «el curro bien?» y todas esas cosas que se preguntan los amiguetes :D).

      1. Bueno, tu no te incluyas en el grupo de «cerrados», no? No te conozco en persona pero por esta (y otras) entrada(s) y lo que te leo en las redes sociales no me pareces el tipo de persona que sólo hablaría de series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *