Las brujas de la tele

Pese a la coña que he comenzado en twitter preguntado por brujas televisivas, no, no me refiero a personajes como los de Gossip Girl, sino a las brujas de las que tienen poderes mágicos.

Las lista que he realizado no es muy numerosa, pero sí que se remonta a mucho tiempo atrás, y es que unas de las brujas más conocidas en la cultura popular es la de Samantha Stevens. Samantha era la protagonista de Embrujada que se emitía allá por los 60 y de la que se han repuesto sus episodios hasta la saciedad.

La serie era una comedia familiar que contaba las aventuras del matrimonio Stevens formado por Darrin Stevens (interpretado por Dick York y Dick Sargent y al que debemos el famoso tópico del “síndrome de Darrin”) y Samantha Stevens (interpretada por Elizabeth Montgomery). Esta producción ha sido tachada de machista por el papel al que está relegado Samantha, que debe abandonar la magia para ser ama de casa y por la caracterización de la suegra de Darrin, Endora (Agnes Moorehead), que vive expresamente para atemorizar a su yerno. Sin embargo hace unos años, pude conseguir algunos de los episodios de la primera temporada y descubrí que a pesar de tener muchos elementos que sí podrían considerarse machistas, también hay que tener en cuenta la época en la que se emitía, lo cierto es que en esa familia la que mandaba era Samantha. La magia sigue formando parte de su vida, a pesar de que muchas veces la metan en líos y la mayoría de las veces aunque Darrin cree que él es quién lleva el peso de la familia, es ella la que maneja los hilos.

Tras el éxito de la serie, hace unos años se intentó repetir en el cine con Nicole Kidman y Will Farrel como protagonistas. No se trata de un remake en sí, en realidad no sigue la historia original sino que la película trata de que buscan a una actriz para protagonizar a la nueva Samantha Stevens, con tanta suerte que acaban contratando a una bruja de verdad (Nicole Kidman) que tiene muchos parecidos con el personaje al que interpreta. La película fue un fracaso de taquilla y crítica, pero quedan momentos geniales como este:

Una década más tarde surgió el personaje de Sabrina Spellman de la mano de los creadores de los famosos cómics de Archie. Aunque actualmente se conoce más a la serie de televisión, ésta en realidad es una adaptación de los cómics de Sabrina la bruja adolescente. Salvo algunos cambios, la historia de la serie sigue más o menos la de los cómics. Sabrina, protagonizada por Melissa Joan Hart, trata de una chica que vive con sus tías, sin saber que en realidad son brujas. Al cumplir dieciséis años, adquiere sus poderes mágicos y a partir de ese momento, además de enfrentarse a ser la nueva en el instituto, tendrá que aprender a usar la magia que en cada episodio la mete en apuros. Una de las estrellas, sin duda, de la serie era el gato. Para sorpresa de Sabrina, el gato de la familia, Salem, hablaba. Y tanto que hablaba, que llega a ser el que mejores chistes tiene. En realidad, este gato negro es un brujo malvado que por haber querido dominar el mundo es convertido en este animal. La serie que duró siete temporadas (con películas y versión animada de por medio) mostraba problemas de los adolescentes a través de la magia, temas como la anorexia, la adicción, el derroche de dinero eran siempre causados mediante conjuros que salían mal.

En referencia a la calidad, no es que fuera una de las mejores, pero hacía bastante gracia en su época, aunque pecaba demasiado con el exceso de estrellas invitadas como Britney Spears, NSYNC; Backstreet Boys, Paula Abdul…

Pero cuando se habla de brujas en televisión, siempre se nos viene a la mente primero la serie de Embrujadas. Creada por Aaron Spelling (90210, Melrose Place) y protagonizada por Shannen Doherty (90210), Alyssa Milano (Melrose Place) y Holly Marie Combs (Picket Fences), que interpretaban a las hermanas Halliwell, Prue, Phoebe y Piper, juntas formaban el poder de tres y tenían marcado un destino para salvar a los inocentes del mal. Tras problemas entre Shannen y Alyssa, la primera deja la serie (aún no queda claro si la echaron o se fue) y pasó a ser sustituida por Rose McGowan (Scream) una nueva hermana, resultado de la relación que mantuvo la madre de las protagonistas con su luz blanca, Sam.

De esta serie nos quedan personajes muy buenos como el del demonio Cole Turner, y a pesar de que era una serie interesante que podría haberse situado al mismo nivel que Buffy, pronto las tramas pasaron a ser demasiado simples y centrarse principalmente en sacar guapas, y con poca ropa a las actrices de la serie. A pesar de sus fallos, los personajes eran entrañables y se reflejaba muy bien la dinámica entre hermanas.

Tras la cancelación de la serie en su octava temporada (hay una novena en cómics) se intentó repetir el éxito con Eastwick, basada en la película del mismo nombre. Pero esta producción se quedó tan sólo en una temporada. Aquí tres mujeres adquieren poderes y son manipuladas por un demonio carismático para que hagan lo que él desee. Sólo llegué a ver el primer episodio, que a pesar de no estar muy mal, no terminó de engancharme.

Tampoco no podemos olvidar a otras series que aunque no están centradas en la magia tienen personajes brujos, el primero de todos es el caso de Buffy cazavampiros donde Willow, la amiga pardilla aficionada a la informática de las primeras temporadas, avanzados los años se convierte en una de las brujas más poderosas del mundo (con etapa de malvada y causante del apocalipsis) y Vampire Diaries donde uno de los personajes principales, Bonnie, descubre no  sólo que es bruja sino que pertenece a una familia de poderosos brujos.

Ahora de la mano de Kevin Williamson, creador de series como Dawson Crece y Vampire Diaries, nos llega The Secret Circle, adapatación de las novelas del mismo nombre. Cassie Blake es una adolescente que llega a una nueva ciudad, allí descubre a un grupo de chicos que dicen ser brujos y que ella forma parte de su aquelarre. Protagonizada por Britt Robertson (Life Unexpected), Thomas Dekker (Sarah Connor) y Phoebe Tonkin (H2O) esta serie pretende causar el mismo impacto en la audiencia teen como ya lo hiciera Vampire Diaries en su estreno. Puede que esta serie vuelva a poner de moda la magia en la ficción, pero habrá que esperar a su estreno en septiembre para saber si consigue alcanzar el éxito de Embrujadas o se queda a medio paso como pasó con Eastwick. Cuando llegue el momento publicaré aquí una crítica de su primer episodio.

Estad atentos al facebook donde publicaré una colección de fotos de Brujas televisivas y un especial de Sabrina, cosas de brujas, caras conocidas y el estilo de los noventa.

3 thoughts on “Las brujas de la tele

  1. Me ha molado el repaso. Qué pena que Charmed fuera tan… así. Creo que muchos tíos hemos visto muchos capis sueltos de Charmed y Entre Fantasmas con el volumen quitado…

    Espero con ganas The Secret Circle, que espero que empiece con más fuerza que Vampire Diaries, que me perdió en la primera temporada y por mucho que me digan que ha mejorado ya no…

    1. Yo me aburrí de Vampire Diaries en el primer episodio, hace poco decidí volver a intentarlo y aunque sigue sin llamarme mucho, la verdad es que Damon me ha enganchado. Aunque en realidad los hermanos Salvatore son una versión de Ángel y Spike de Buffy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *