Intuiciones negativas

Que sí, que son paranoias, que estamos locas, que damos demasiadas vuelta a todo. Nos comemos la cabeza hasta que no nos queda ni una pizca de cerebro y todo es emoción. Pues vale. Pero es que tenemos razón.

Las intuciones negativas están ahí, pueden ser intuiciones femeninas, pero las mías es que siempre son negativas. Y que no pasa nada, no pasa nada, hasta que pasa. Porque sí pasa aunque no digas nada, aunque digas que no. La intuición nunca engaña aunque yo quiero que me engañe. Quiero no tener razón. Pero la voy a tener como todas las otras veces que las he tenido.

Pero si la tengo, por favor, hazme que no la tenga. Que no haya cambiado nada, que sólo sea una paranoia, que sólo sea que estoy loca, que sólo sea que le estoy dando demasiadas vueltas a todo. No hagas que me coma la cabeza. Que yo soy toda emoción pero el cerebro lo necesito para que esa emoción no termine matándome.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *