HIMYM 6×01 Big Day

Después de ver algunas series que me han dejado fría, incluso la tan esperada Boardwalk Empire de la HBO que todos adoran, por fin he disfrutado con un capítulo.

Ha sido gracias a Cómo conocí a vuestra madre (How I Met Your Mother) que ha presentado su sexta temporada con un capítulo centrado en los personajes y ha olvidado un poco la comedia exagerada (que me encanta) para resumir en veinte minutos de que irá esta temporada.

Ojo spoilers

Ted sigue contando la historia a sus hijos que no cambian a pesar de que los actores se han puesto bastante mayorcitos ya, sólo hay que mirar las fotos más recientes de David Henrie.

Ted se reencuentra con la ex (Rachel Bilson) que comparte piso con su futura mujer. Él quiere conocer a una amiga suya porque piensa que puede ser la compañera con la que tenía muchas cosas en común pero no llegó a conocer, solamente le vio los pies.

Pero el caso es que se equivoca y la que se lleva de calle a la chica es la propia Rachel Bilson que descubre que sus problemas para encontrar hombre es que le van más las mujeres. En un futuro ambas se casarán y tendrán una hija, y será en la boda donde nuestro querido Ted conozca por fin a su mujer. ¿Será en esta temporada?

Robin está hecha un asco después de su ruptura con Don y a pesar de sus amenazas de sexo hacia Ted, su aspecto repulsivo ha conseguido que esta pareja no vuelva. Pero Barney (que ha estado un poco desaprovechado) consigue meterse con ella para que salga de esa fase y vuelva a ser la mujer que es. Y aunque Barney sale en este episodio poco y dice poco, Neil Patrick Harris consigue desvelar muchas cosas de su personaje, como su lado sensible aunque sea breve como dice Lilly. Pero también muestra que puede que siga sintiendo algo por Robin. Y por las miradas que se han echado a lo mejor esta historia no está tan acabada como parecía.

Lo mejor sin duda ha sido la historia de Lilly y Marshall. Intentan tener un bebé pero Marshall se pasa contando la noticia a demasiada gente, en especial a su padre que está más eufórico de lo normal y acosa a la pareja. Lilly y Marshall tienen una pelea, en la que siento decir que ella es un poco mala porque entiendo que el hombre se lo quiera a decir a su padre y usar sus tetas como chantaje es demasiado cruel. Pero finalmente los motivos de Lilly son muy razonables y tras la charla emotiva con su maridito (que casi me hacen llorar) demuestran por qué son la OTP de esta serie.

Nota: 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *