El hombre ideal (Malditas series)

Se dice que las mujeres se hacen una idea del hombre ideal basadas en películas románticas, sobre todo en comedias románticas (la mayoría de ellas pastelosas). Yo no. Yo me baso en las series y es mucho peor porque éstas te venden a tipos «realistas» es mentira. Tienen el disfraz de hombres imperfectos y piensas «seguro que existe alguien así» pero qué va. Y claro pones el listón tan alto que eso de enamorarse es un imposible.

Si ya empecé a los cinco años con Remington Steele, a ver dónde voy a encontrar yo a un landrón de guante blanco de ojos azules que deje de robar por amor. Ah sí, en White Collar, otra serie. Tan ficción que el de White Collar en la vida real es gay. Si es que no se puede ser tan guapo y no ser gay.

remington-steele-white-collar-pilihallilwell

Después tenemos a Pacey Witter que lo mismo te salva de una situación incómoda con tu madre, como te compra una pared o te lleva de crucero durante todo el verano en su pequeño barco (para más inri llamado True Love).

Y ya os hablé de Larry Paul, ese hombre tan imperfecto que acaba dejando tirada a Ally McBeal pero que es capaz de escribirle una canción y de cantarle Every breath you take por su cumpleaños con el propio Sting como acompañante. Para mi próximo cumpleaños no pido menos, no creo que me merezca menos. (¿Veis? las series crean expectativas imposibles).

Tenemos además a Doug Ross, el mujeriego empedernido que poco a poco se va haciendo tu amigo y recompone su forma de ser para robarte un beso y el corazón ya de paso. Que lo mismo salva vidas en Urgencias que te ayuda a preparar exámenes, te apoya y encima te organiza una fiesta de cumpleaños sorpresa. (Todo esto siendo un plan para volver a recuperar a Carol Hathaway). Y es que lo de los hombres que abandonan su lado perverso por amor hay muchos, Doug abandona los excesos y las mujeres, Cole Turner, poderes demoníacos. El ayudante de fiscal más guapo de todo San Francisco, un medio demonio enamorado de una bruja por la que es capaz de hacer de todo. Sacrificar su vida, abandonar sus poderes, no rendirse nunca y hasta buscar a alguien para que ella vuelva a creer en el amor.

Cole-Turner-Dpug-Ross-Pilihalliwell

Que si Fox Mulder arriesgándolo todo para encontrar una cura para Scully, que si se va la Antártida él solito a rescatarla de los extraterrestres. En serio, así una nunca va a encontrar nadie que esté a la altura.

mulder-scully-FTF

Porque hasta los personajes que no van por ahí salvando vidas o arriesgando la suya propia, son terriblemente adorables. Qué decir del aguante del pobre Jim Halpert, su preciosa confesión de amor, su eterna espera…La adorabilidad de Ben Wyatt, la de Chandler Bing o Cappie y su regalo de San Valentín perfecto.

chandler-jim-ben-pilihalliwell

Quiero todo esto y un Doctor con una máquina del tiempo para que me lleve a todas partes, que eso de la teletransportación todavía no se ha puesto de moda y llevo años pidiéndola. Quiero a Sam Tyler, que es capaz de renunciar a la vida por vivir en un sueño con la persona a la que quiere. Alguien capaz de renunciar a la felicidad por salvar al amor de su vida y tenemos un claro ejemplo con Angel en el episodio I will remember you de su propia serie. Eso es amor y lo demás son tonterías.

Quiero a alguien como Danny que a pesar de burlarse continuamente de Cuando Harry encontró a Sally es capaz de recorrerse todo Nueva York con tal de llegar a tiempo al Empire State Building para cumplir tu sueño de comedia romántica.

Mindy-Danny-pilihalliwell

Y por último, la mejor escena del mundo. La mejor declaración de amor del mundo. Danny y su salto al vació con C.J. de la mano. Yo soy C. J. y me tiro de cabeza. Pero claro está, este tipo de galanes sólo existen en las series, así que no me tendré que lanzar al vacío ni nada por el estilo. Seguiré viendo Urgencias que voy ya terminando la cuarta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *