Por favor dejad de decir “se ha hecho un Zellweger”

¿Qué se supone que significa “se ha hecho un Zellweger”? La expresión proviene del año 2014 cuando la actriz Renee Zellweger acudió a un evento con un look diferente al que nos tenía acostumbrados. Los medios se cebaron con ella hablando de si se había operado esto o aquello lo que la convirtió en el chivo expiatorio para críticas acerca de la adicción a la cirugía plástica y cómo en Hollywood se presiona a las mujeres para estar siempre bellas y jóvenes.

Y aunque esta crítica es cierta, no seamos ingenuos y pensemos que estos medios pretendían clamar por la belleza real y la libertad de la mujer cuando en realidad lo que les interesaba eran las visitas que un titular sensacionalista podría atraer. Convocaron a expertos en la materia que estudiaron el rostro de Renee Zellweger para precisar qué tipo de retoques se había hecho exactamente.

Ella jura que no se ha sometido a ningún tratamiento de cirugía plástica y aunque muchos no la creen porque “¿pero es que no la ves pero si tiene otra cara?” al comprobar esa foto con una más reciente nos damos cuenta de que lo único que hizo Renee Zellweger esa noche de 2014 fue no maquillarse. En esta foto más reciente, la actriz tiene la misma cara que ha tenido siempre y si vais a venir con lo de que “en Bridget Jones no era así” os tengo que dar una mala noticia: Renee Zellweger nunca fue Bridget Jones.

Esa cara redondita y esos kilos de más fueron parte del proceso de preparación para el papel como protagonista de la famosa comedia británica. Zellweger siempre había sido una chica bastante delgada con un look más parecido al que le hemos visto este último año. Obviamente está más cambiada que hace unos años, suelen ser cosas de la edad, te salen arrugas y envejeces como cualquiera de nosotros.

Hay actrices que desaparecen del mapa durante un tiempo y cuando regresan son juzgadas por su look porque “está cambiada”. Esto es como cuando te encuentras a alguien a quien no veías desde que era pequeño, ¡pues claro que está más alto!. Creemos tener el derecho de juzgar que se han destrozado la cara cuando lo único que ha pasado es el tiempo.

Y esto se lo pueden decir a Uma Thurman, hace unos años también fue el objetivo de los medios y lectores que la criticaron por haber pasado su rostro por el bisturí. Artículos que quedaron en ridículo cuando a los pocos días Thurman apareció en una entrevista como siempre aclarando que lo único que había hecho era cambiar su maquillaje.

La última víctima de este “se ha hecho un Zellweger” ha sido Catherine Zeta-Jones, con un titular como “se ha puesto una nueva cara”, ilusionada pensé que había hecho realidad la película Cara a Cara de Nicholas Cage y John Travolta, pero menuda decepción, el tema volvía a ser que si se había hecho un retoque facial, dos o tres. Aunque me queda este póster que me hizo Jaime Buelta para alegrarme el día, espero que algún momento de la vida cuando se diga lo de nueva cara no se use como tremenda exageración y sea literal. “Se ha hecho un Zellweger”, le ha arrancado la cara a lo Hannibal Lecter y se la ha puesto encima. Quizá es demasiado gráfico pero más acorde con el titular.

La verdad es que cuando vi las fotos de Zeta-Jones me quedé igual. No sé si se ha hecho algo en la cara o no, y sinceramente tampoco me importa mucho, pero lo que es indudable es que para nada es un cambio tan drástico como los medios querían hacer creer. Los lectores de estas revistas que no paran de comentar lo guapa y joven que era y llorar por el estropicio que se ha hecho en la cara, debe ser esa gente que se creía que Zeta-Jones seguía teniendo veinte años y la cara de jovenzuela de aquella época. Porque señores míos, está igual ¿cómo vas a decir que está irreconocible si cuando la ves sabes quién es perfectamente? Irreconocible sería si la viera y la confundiera con la vecina del quinto, pero ni ha pasado ni va a pasar.

Y como con este tema vamos para atrás, en nuestra lucha porque a las mujeres se las vea como algo más que un trozo de carne, en vez de parar de escribir sobre estos temas en relación con actrices famosas como se hacía con los hombres, lo que ha pasado es que ahora ellos también son criticados por lo mismo.

Uno de los más recientes fue Ben Affleck al que ya sea por sus problemas familiares, engordar o ser carne de meme, los medios se la tienen jurada. Según algunos medios Affleck también apareció con un rostro nuevo y sinceramente creo que simplemente se había afeitado y veíamos en él, el paso del tiempo que con la barba no es tan visible. De hecho ha estado promocionando La liga de la justicia y nadie le ha notado algo distinto.

Lo más curioso de este tema es que se siga usando la maldita frase de “se ha hecho un Zellweger” cuando ha quedado demostrado que la actriz solo decidió no maquillarse para un evento. Así que o dejamos de usar esta expresión o la ultilizamos como sinónimo de ir sin maquillar.

PiliHalliwell

About PiliHalliwell

Periodista adicta a las series de televisión desde que tengo uso de razón. Community Manager adicta a las redes sociales. Blogger apasionada por el mundo del SEO y curiosa por naturaleza lo que hace que lea mucho y me arruine comprando libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>